Dos técnicas naturales e infalibles para controlar el estrés del casamiento

Cuando una pareja toma la decisión de casarse es todo felicidad! Es un paso importantísimo que provoca miles de sonrisas por parte de los novios, amigos y ni hablar de los padres! Sin embargo la organización de un evento tan trascendental implica un alto grado de estrés que, por lo general recae sobre la novia. No todos reaccionamos de la misma manera, lo que es agobiante para uno puede resultar desafiante y entretenido para otros, de todas formas no podemos negar que buscar el cotillón, las mesas, el salón, los manteles y los zapatos nos provocan más de un dolor de cabeza. Existen dos prácticas ancestrales que te pueden ayudar a transformar ese manojo de nervios pre-nupciales en equilibrio y armonía sin la necesidad de tomar ansiolíticos ni relajantes: estas son el Yoga y Reiki.

Dos técnicas naturales e infalibles para controlar el estrés del casamiento

Dos técnicas naturales e infalibles para controlar el estrés del casamiento

Yoga: es una disciplina física tradicional y mental con origen en la India que sirve para controlar el estrés. En esta disciplina se practican varias poses o posturas conjunto con tres principios básicos: estiramiento, tonificación y relajación. Se puede practicar todos los días, no tiene contraindicación y sus beneficios son innumerables. En el yoga, el trabajo sobre el sistema nervioso equilibra funciones tales como la digestión, el sueño y la circulación, alterados por los efectos del estrés. Luego de una hora de práctica, el cuerpo descansa profundamente, y de forma más efectiva.

Reiki: es una práctica que es considerada como terapia complementaria y alternativa cuyo objetivo es lograr la sanación o equilibrio del paciente a través de la imposición de manos del practicante, quien canaliza la energía vital universal que poseemos en nuestros chakras (centros de energía). El Reiki actúa a nivel físico y también a nivel emocional, espiritual y mental, nos ayuda a recobrar nuestros niveles a su estado natural de equilibrio y nos provee con una sensación de bienestar y alegría. Se puede realizar en cualquier lugar a cualquier hora y disminuye el cansancio, mejora nuestro ánimo, aquieta inquietudes y preocupaciones y sobre todo te ayuda a controlar el estrés del casamiento.

Existe un sinfín de centros donde se practica tanto el Yoga y el Reiki a lo largo de país, lo más probable es que si buscas en Internet vas a encontrar uno cómo mínimo a unas pocas cuadras de tu casa. Siempre hay tiempo para ejercitar tanto el cuerpo como la mente, y si estás en armonía vas a poder afrontar este desafío con las mejores energías y ganas!

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *